Patatas tostadas con salteado de #manitas, calabacines baby y su flor.



A finales de este verano del 14 que ha sido húmedo y templado en el Pirineo aragonés, tenemos las plantas de los calabacines llenas de flores pero ya no crecen mucho, así que antes de que se estropeen en la planta, los recogemos pequeños y con la flor aún fresca. En un sofrito de cebolla los hemos pochamos y reservado, mientras terminábamos de dorar la cebolla salteándola con las manitas de cerdo ya cocidas, conservadas en su gelatina y cortadas. Hemos tostado con manteca en el horno unas patatas hervidas y nos las hemos comido con el resto, acompañándolo de la flor cruda del calabacín, sal en escamas y pimienta negra molida.